Numeroso público asistió a la segunda charla del ciclo desarrollado en la Universidad de La Serena.

En la Sala de Exposiciones de la U. de La Serena, se llevó a cabo la conferencia “La Exigibilidad de los Derechos Económicos, Sociales y Culturales”, segunda del ciclo 2015 de la Cátedra Raúl Bitrán Nachary sobre Derechos Humanos que se inició el pasado mes de abril en la casa de estudios.

La iniciativa, que es organizada por la Dirección de Extensión de la ULS y el Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH), tuvo en su sesión de mayo un importante marco de público que se congregó para conocer la visión de los expositores  Dr. Leonardo Moreno Núñez, director ejecutivo de la Fundación para la Superación de la Pobreza, y el Dr. Rodolfo Figueroa García-Huidobro, profesor de la Escuela de Derecho de la Universidad Diego Portales, quienes revisaron las características de los derechos económicos, sociales y culturales (DES), y la exigibilidad, los indicadores y las políticas sociales con perspectiva de derechos humanos.

Al presentar la jornada, el académico del Departamento de Educación de la ULS, Mg. Edgardo Carabantes, señaló que  “hay autores que plantean que los derechos humanos no existen si estos no tienen la posibilidad de ser exigidos, si no existen las instancias para que las personas que forman parte de un colectivo puedan acceder efectivamente a la realización de ellos. Por lo tanto, las dos conferencia versan sobre la manera de hacer exigibles estos derechos económicos, sociales y culturales”.   

catedra rb 2

Para el Dr. Moreno, aunque es difícil acercar los aspectos jurídicos de los derechos humanos a la vida cotidiana, tienen un fundamento ético y son una aspiración que se expresan a través de una norma fundamental. “La importancia está en la expectativa que tenemos como personas de poder exigir para tener mayores grados de libertad e igualdad (….) Hoy en Chile debiera fomentarse aún más la participación social y también necesitamos de esta igualdad básica para poder desenvolvernos adecuadamente. Hay personas que tienen menos libertad de escoger lo que quieren en la vida y es ahí donde debemos trabajar”, señaló.

El expositor además comentó que algunos autores hablan de derechos compuestos que están estrechamente vinculados, “por ejemplo, el derecho a la educación me va a permitir ejercer de mejor manera el derecho al trabajo, el derecho a la vivienda podría favorecer el derecho a la educación, y el derecho a la salud está relacionado con el derecho a la vida, lo que es un derecho civil y político”. 

También indicó que “el Estado garantiza ciertas prestaciones sociales, educacionales, culturales, pero el problema está en la forma en que se focalizan los recursos y las acciones para que estos sean invertidos y en algunos casos no existen, es decir, se establece un derecho pero es necesario contar con recursos y adecuadas normativas o reglamentos que permitan cumplirlos”.  

En tanto, el Dr. Figueroa precisó que “los derechos civiles están dentro de un marco legal, son abstenciones y son justiciables, son una obligación negativa. Sin embargo, los DES no son justiciables al ser positivos, como por ejemplo, la necesidad que tienen las personas de acceder a educación o cultura y habitualmente no vamos a la justicia para solicitarlos”.  

Un espacio de discusión necesario  

Respecto al ciclo de conferencias y a la temática que este año desarrollará la Cátedra Raúl Bitrán Nachary, el Dr. Rodolfo Figueroa destacó que este tipo de iniciativas son necesarias “y muy pocas universidades las hacen, creo que no tienen una actividad de extensión como la que están realizando acá, con un ciclo de charlas durante el año, invitando gente a discutir y que son de distintas disciplinas porque entre el público no había gente ligada al derecho directamente, sino que de distintas áreas, por lo cual los felicito como Universidad”.

Finalmente, el Dr. Leonardo Moreno señaló tras su intervención que “tomar estos temas en Chile es tremendamente importante. A mí me parece que el nivel de crisis política que tiene el país ha abierto una oportunidad para discutir estos problemas nuevamente. La propia Presidenta de la República ha hablado de una nueva Constitución, esto abre una puerta para volver a colocar estos temas en el tapete, porque nosotros los chilenos no tenemos conciencia de la importancia que tienen los derechos humanos cuando hablamos de algo concreto”.